Esta serie de pinturas me ha tenido muy entusiasmada, es algo muy espiritual pintar los mudras, descubrir su energía, es muy sanador en l...

Proceso de la pintura "El giro de la rueda"

/
0 Comments

Esta serie de pinturas me ha tenido muy entusiasmada, es algo muy espiritual pintar los mudras, descubrir su energía, es muy sanador en lo personal.






Uno de los mudras más conocido y representado en las divinidades hindúes es el dharmachakra, que significa literalmente "el giro de la rueda".

La rueda para la religión hindú y budista es un elemento sagrado que alude a la perfección universal y a los ciclos vitales de muerte y de vida. Encontramos este poder de la rueda por ejemplo en los famosos mandalas para meditar que son formas redondas que emulan el poder universal.

Propiedades
Este es un mudra implicado directamente en nuestro desarrollo espiritual. De este modo puede ayudarnos a:
  • Equilibrar nuestras energías interiores con nuestro entorno físico y espiritual.
  • Desarrollar nuestro potencial espiritual.
  • Conectarnos al mundo espiritual, permitiéndonos recibir ayuda de otros seres del universo.
  • Ayudarnos a escuchar la voz de la divinidad.
  • Descubrir nuestra misión en esta vida.
  • Desvelar nuestras vidas pasadas.
Ejecución
Este mudra requiere que lo ejecutes en las dos manos, como observas en la foto.

La mano izquierda debe tener el pulgar y el índice unidos. Además la palma de la mano debe estar orientada al corazón, señalando así nuestro mundo interior.

La mano derecha debe tener el pulgar y el índice unidos. Además la palma de la mano debe estar orientada hacia el exterior, señalando así el mundo que nos rodea.

El dedo medio de la mano izquierda debe tocar la unión del pulgar y el índice de la mano derecha indicando así el círculo eterno de la vida y la perfección universal.

Te recomendamos que lo acompañes de algún tipo de meditación de conexión con tus vidas pasadas, con tus guías, con tu voz interior. Este mudra tiene un gran poder espiritual, así que merece la pena incluirlo en tus meditaciones, e incluso en tus oraciones.



You may also like

No hay comentarios: